martes, 8 de agosto de 2017

Soy y Parezco

El camino del crecimiento personal ha sido mi pilar. Motivar a las personas a quererse, cuidarse, además de enseñarles, cómo lucir con esplendor toda su belleza interna y externa, ha sido una tarea que también llevo años aprendiéndola y llevándola a la práctica en mi propia vida. 

Desde que estoy en el mundo de la asesoría, me gusta cumplir con el refrán de "no solo ser (asesora integral), también parecer" (proyectar actitud y estilo). Es decir, que mi apariencia y comportamiento sean coherentes con mi profesión; que es la de ser un instrumento que le facilite a hombres y mujeres, conectar con su poder personal y su atractivo físico. 

En ésta oportunidad quiero revelar, cómo a veces caemos en la trampa de esconder lo que nos parece feo de nuestro cuerpo, cuando es muy probable que a los demás no les parezca un horror como nos puede parecer a nosotros. En el momento que nos relajemos y exhibamos lo que tanta vergüenza nos da, podremos experimentar una sensación de libertad inconmensurable.  

En las asesorías que imparto, les propongo a mis clientes hacer listas, de sus fortalezas y de sus debilidades, tanto emocionales, sociales, intelectuales como físicas. En lo que se refiere al último aspecto mencionado, éste consiste en escribir en una columna, las "debilidades" que consideran tienen en su físico, lo que no les gusta de su apariencia corporal. A partir de allí, inicia, según, lo más valorado de mis asesorías; aprenden cómo trabajar en lo que quieren mejorar (nivel de grasa corporal, apariencia de su piel, postura...) y cómo camuflar lo que para ellos es lo feo de su cuerpo y no se puede cambiar (estatura, forma de cuerpo, edad...).

Al terminar ésta sesión, comienzo a percibir un cambio de ánimo. Mágicamente sus rostros esbozan una lumínica sonrisa y su cuerpo exuda alegría y atractivo natural. Sé lo que se siente, hace mucho tiempo, yo también aprendí a camuflar mis "debilidades" sobre todo las físicas, esas que no se pueden cambiar. Sólo que a las mías les había dado una interpretación condenatoria: "secuelas espantosas de un pasado muy doloroso que provoca la lástima de la gente". Así que pensé que si los demás no se daban cuenta de cuáles eran esas secuelas y yo pudiera seguir escondiendo, lo que para mí era lo feo de mi cuerpo, estaría a salvo del rechazo o la lástima del mundo y por supuesto podía seguir destacando en el ámbito de la belleza y el estilo. Así cumpliría la premisa de "ser y parecer" 

El tiempo pasó y yo elegí aprovecharlo para aprender y crecer, hasta que finalmente me topé conmigo y al verme desde la humildad y el amor más grande, me acepté y me reconocí, incluyendo lo que no puedo cambiar de mi cuerpo. Hoy veo a mis "debilidades físicas" como evidencias de mi valentía y fuerza interior. Pese a los diagnósticos y comentarios externos que siempre escuché desde niña, pude cumplir mi deseo de desarrollar mi actividad profesional en lo que me apasiona; el deporte, la salud, la belleza, el estilo y la motivación. 

¡Hoy soy feliz con mi vida y mi cuerpo y es por eso que quiero celebrar mostrándome! Así que voy a ir publicando una serie de fotografías, donde por primera vez dejo al descubierto lo que nunca pensé sería capaz de mostrar en público. Cicatrices y deformidades que por loco que se lea, hoy las veo ¡bellas! 

Si se animan a mostrarse enteramente, se van a dar cuenta que eso que les parece horrible de su físico, al mundo no le importa, no se fija en eso. Al mundo de cada uno de ustedes, solo le importa la esencia de cada uno, su alegría contagiosa, su pasión. Las personas que los aman y a las que están de paso en sus vidas, prefieren contemplar sus talentos y capacidad para tocar corazones, que lidiar con sus complejos e inseguridades que no entienden. 

Amarnos hace que la vida nos abrace. ¡Atrevámonos a mostrar quiénes somos en realidad!  

Muestro mis piernas con cicatrices. Tengo prótesis en mis rodillas y en mis caderas. También soy una mujer libre, valiente, coherente, independiente y creo en mí. ¿Y ustedes? ¿Quién es cada uno de ustedes? ¿Quién eres?


















lunes, 20 de marzo de 2017

Un regalo inesperado

Deseándolo o no, buscándolo o no, lo cierto es que en los últimos dos años de mi vida he desarrollado la capacidad de mirar y sentir con el corazón. Es cuando la mente no interviene y solo percibes sensaciones libres de prejuicios y de miedos. Es desde este espacio que deseo compartir lo que experimenté a mi regreso, luego de pasar un año fuera de mi país.

Quizás por ser un regreso temporal, no planificado, mis pensamientos estaban centrados únicamente en los pendientes que debía hacer y nada más. Cuál sería mi sorpresa que a medida que me acercaba a mi ciudad, Lechería, mi alma entraba en un regocijo que no había experimentado jamás. Vi a mi Lechería con otros ojos; la vi verdecita, vi su cielo azul, del más brillante azul, su luz resplandeciente que nunca había notado, una brisa cálida que me arropó dándome la bienvenida. Cuando me asomé y vi desde mi ventana tanta inmensidad, una ciudad hermosa... Me sentí correspondida, sentí pertenecer... ¡Qué privilegio que un lugar tan bello sea mío! ¡De aquí soy! Y como broche de oro, recibir el divino abrazo de mi gente, afectos que dejé atrás en una especie de pausa, pero que sin duda pensarlos, alimentaron mi alma de una forma única.

Quizás cobre sentido para mí eso que se dice de: "No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes". En este caso no fue una pérdida, fue hasta algún día, que sin pretenderlo, se convirtió en un hasta pronto y HOY es ese "hasta pronto" convertido en celebración por ¡ESTAR YA AQUÍ!

Entre tanta agonía y desilusión en la que está sumergida mi país amado, espero no herir susceptibilidades al manifestar la alegría desbordante que siente todo mi ser por estar en mi país.

Lo más relevante de todo es que vengo de un país maravilloso, que me ha dado tanto; desde el amor hasta la legalidad para tener una vida productiva allá. En este momento mi amor y plegarias están con el Perú, sé que saldrán adelante de esta gran adversidad, tienen una fortaleza única que los llevará a renacer esplendorosos como se merecen. Tienen un corazón amable, solidario. ¡GUERREROS!  ¡ADELANTE! ¡DIOS LOS BENDIGA!

#TodoImporta
#SoyTuAsesoraIntegral

lunes, 2 de mayo de 2016

Mí vuelo...

¿De qué se trata SER uno mismo? Para mí se trata de atrevernos a conectar con el corazón, de permitir que se exprese a través de la emoción que produce el deseo. Ese deseo inmenso capaz de pausar el diálogo interno, silenciar la mente y sus temores, juicios y grandes expectativas, invitándolo a soltar, a fluir, a sentir, solo sentir... y a partir de allí ¡volar!

Precisamente en la práctica de éste ejercicio fui sorprendida por el amor. Palabra tan corta pero que HOY significa tanto para mí: incondicionalidad, compromiso, respeto, entrega desinteresada, agradecimiento, humildad, aprendizaje... Todo esto y más lo he sentido el último año, pero ¿será igual vivirlo? Hay que volar para descubrirlo, así que he emprendido mi propio vuelo. 

Lo primero que hice fue empacar mi deseo de estar, de apoyar, de acompañar, de servir y de dar todo mi amor, ese que durante toda mi vida estuvo muy guardado, tan escondido que ni yo sabía de él. Éste amor me sorprende porque es diferente al amor que conocía mientras vivía distraída. Era una amor lleno de miedos, de soledad, de esfuerzos, dependiente, con muy poca fe en mí como mujer libre e independiente.

Gracias a éste sentimiento tan personal, al impulso de acudir, pude conectar con la ilusión de imaginarme cuidando y acompañando a la señora María. Estoy con ella, la conocí y he quedado maravillada. Es una mujer inmensamente amorosa, alegre y entregada a sus hijos, madre del ser que amo. Poder atenderla mientras vive su experiencia con el cáncer de mama es un verdadero regalo para mi, para trascender mi egoísmo, mis carencias, mi propia historia de dolor y conectar de forma definitiva con el poder creador, ese que es capaz de generar todo tipo de sentimientos y oportunidades para UNIR, para CONSTRUIR, para CONSOLIDAR el amor y la confianza de los otros y también en mí...

El poder del amor, el milagro del amor, la fuerza del amor...  Gracias al AMOR pude verme, gracias al AMOR pude verla... hermosa, poderosa, inteligente, intuitiva, responsable, amorosa, buena hija, la mejor de las hermanas... Ella es mi elección consciente y valiente que hago por amor a mí.

¡Gracias Perú tierra bendita! Por darme el regalo de amor más grande;  la oportunidad de aprender a amarme, para así poder amarlas a ustedes con todo mi corazón.

#TodoImporta...












miércoles, 30 de septiembre de 2015

Mi contrato de Vida



Soy una mujer libre, independiente, valiente, coherente y creo en mí. Es mi contrato de vida y hoy como nunca me siento comprometida a cumplirlo, por amor a mí y por todos los que me brindan su confianza al elegirme para que los apoye o asesore.
No puedo enseñar lo que no he aprendido en mi propia piel. Ser fuente para los demás implica ser ‪#‎Lider‬ de mi propia vida. Hoy lo soy y mi trayecto hacia la lucidez apenas inicia. El camino del crecimiento personal es largo e intenso pero con cada paso me hago más consciente de quién soy y me gusta lo que voy descubriendo de mi.
Para ser feliz hay que ser valiente y la valentía siempre es premiada. ¡Estoy de vuelta! Profundamente consciente y agradecida por mi grandioso patrimonio afectivo y profesional, el cual pretendo seguir cultivando siendo cada día mejor persona y profesional.
¡ Gracias por la espera!
Alucinante la experiencia de trabajar con @joseitho1985 ‪#‎GenioCreativo‬
Gracias por captar mi mundo interior...

martes, 31 de marzo de 2015

La tarea del lider productivo

El tono de voz es sin dudas un aliado, que utilizado inteligentemente, es una invitación constante y aceptada por los compañeros a ser escuchado. Incluir una expresión facial afable en la práctica diaria de la comunicación con los demás,  es la forma más rápida de obtener lo que se requiere del equipo de trabajo. Lo primero que se espera de ellos, es que sepan escuchar.

La escucha activa  en este caso, se relaciona con el interés que tenga el grupo para entender el planteamiento que están recibiendo, como un aporte de ideas que contribuya a la obtención de objetivos. Al final del día son los mismos para todos. Dejar de mirarse como individuos y pasar a ser uno como equipo, es comenzar a pensar  corporativamente. 

Imposible que en el ámbito laboral se logre el éxito de forma independiente. Este se consigue con la participación de todos. Poder gozar del gran incentivo que proporciona el éxito, dependerá de la ética, valores y nivel de crecimiento personal que posean la mayoría de los involucrados.

Llevar a la práctica éste tipo de sugerencias es un verdadero reto, más si el entorno muestra cierta hostilidad o inconformidad. He allí la importancia de actuar a conciencia, manteniendo el enfoque en lo que se quiere. Además de cumplir con las obligaciones pertinentes al cargo, propiciar un clima alentador, hará más productiva la jornada laboral.

La comunicación efectiva se logra cuando el mensaje es entendido como el emisor precisa. Esto ocurrirá, si el que comunica tiene claro, cuál es la respuesta específica que busca obtener y en función a eso, va a utilizar de forma consciente y estratégica, su lenguaje, su tono y volumen de voz, sus gestos, su postura corporal y su imagen personal. ¿El resultado? Que sin mucho esfuerzo, los oyentes le brindarán toda su atención y disposición para el dialogo.

Generar un intercambio de ideas y opiniones, dentro de un ambiente de cordialidad, respeto y validación mutua, es lo único que se requiere para cumplir con las metas planteadas por una organización. Entiéndase como empresa, sociedad, familia o pareja, donde cada integrante debe tener bien claro cuál es su rol dentro de dicha organización.

Mantener la comunicación efectiva en los sitios de trabajo es crucial. Lograrlo pasa por entender, que un profesional exitoso es organizado, empático, respetuoso, moderado, ubicado, de apariencia impecable y está siempre dispuesto a integrar y valorar a su equipo o compañeros de trabajo. Tiene muy claro que individualmente no podrá alcanzar sus objetivos. 

sábado, 21 de marzo de 2015

Por un mejor desempeño...

La actitud lo es casi todo. La formación académica hoy queda en un 20%. Cada día más profesionales entienden, que la actitud positiva está relacionada, única y exclusivamente con la mente y la calidad de sus pensamientos.

De ellos dependen las emociones y reconocer y saber manejar, no inhibir las emociones, es lo que se conoce como la inteligencia emocional y sin ella el 80% de tus capacidades de logro y comunicación se verán mermadas.

En cuanto a la actitud profesional es la expresión notoria del deseo que se tenga, por ser un profesional exitoso. Entendiendo por éxito al logro, a la conquista, al progreso, a la prosperidad, al renombre. Así que la tarea está bastante clara: aprender a pensar y actuar en sincronía total con las premisas del  éxito.  

Brindándole cierta trascendencia filosófica al concepto; la actitud profesional;  es la disposición consciente para comportarse según el conocimiento de causa. Pasa por entender claramente que el verbo, el tono de voz, los gestos, la postura corporal, la apariencia personal y la matriz de estas: la forma de pensar,  tratar a los demás y tratarse a sí mismo, son  proporcionales al efecto que se obtiene de la vida en general.

Ésta amplia y profunda visión acerca de la actitud competente, demanda estudio y práctica continua.  Una buena oportunidad para llevar a cabo el pertinente entrenamiento, es cuando se está en casa, en el ámbito personal. En la convivencia, emergen todos los rasgos de la personalidad y en el ejercicio de la auto-observación, se pueden identificar aquellos que no generen resultados positivos y comenzar a trabajar en ellos cuanto antes.

Sin dudas la consecuencia de estar al tanto de quién se es y cómo ser mejor, es que en cada experiencia, habrá un mejor desempeño, tanto en el ámbito personal, como el profesional. Con cada resultado positivo, se genera mayor auto-confianza y ésta seguridad, será el motor que encienda el impulso para levantarse en las ocasiones menos  agradables.


El verbo es un poderoso conector, que todo buen líder valora y emplea  para influir positivamente en su entorno y así lograr que los demás le acompañen y ayuden a conquistar sus objetivos. Cada uno de esos objetivos, los ha  sabido convertir  en un fin común, generando que cada día, lo sigan más personas. Interesarse por el mejoramiento de la forma de hablar, es un excelente primer paso para dar inicio a la transformación de un profesional regular a uno totalmente inspirador.

Recomiendo leer Aquí; artículo que dediqué al verbo, el cual viene antecedido por los pensamientos y cómo la calidad de éstos, marca la diferencia en el  resultado del desempeño laboral.

martes, 10 de marzo de 2015

El poder de tu actitud. #TodoImporta: un eslogan, una consigna de vida.

 fotografia: www.wallpaperscom.biz
Todos deseamos mejorar la comunicación con los demás, el rendimiento profesional, nuestra economía,  salud y demás áreas. Pero solemos esperar que “sucedan cosas”, que “nos hagan las cosas” o por el contrario, pensar: “no necesito a nadie”. Cuando en realidad, mucho depende de nosotros, de nuestra intención e interacción con los demás. Significa que la actitud hacia nosotros y hacia los otros, debe tener relación con lo que se desea conseguir.

La coherencia siempre debe estar presente. Es difícil mantener un cuerpo sano, si tus pensamientos no lo son. Es difícil encontrar nuevas oportunidades, si no crees que existan para ti. No existe una persona emprendedora, creativa, proactiva, que no tenga la actitud para triunfar. Cuando  conoces a alguno de ellos, percibes al poco tiempo su positivismo, su empatía, su auto-confianza, su clara visión de futuro y desmedidas ganas de seguir aprendiendo, para seguir creciendo. Proyecta su irresistible actitud, a través de su imagen personal, muy bien cuidada. Su verbo es cortés y positivo. Su mirada es serena y su mesurada sencillez, cautiva a la mayoría.

“Seduce al mundo con el poder de tu actitud” es mi eslogan. Uno de los que siempre figura, en mis charlas o conferencias, dedicadas a la mujer  y en el que quiero ahondar.  La actitud es la postura que se tiene ante la vida  y cómo procedemos dentro de ella. La vida la circunda varios espacios: el personal, el profesional, el social, el intelectual, entre otros… En todos y cada uno, incide la actitud que se tenga.

El ser humano ha avanzado a pasos agigantados en diversos ámbitos del desarrollo personal. Sin embargo, existe cierta ignorancia en materia  de “actitud”. Todavía se relaciona con estar “de buenas”. Sonrisa, cordialidad, quizás una especie de egocentrismo o de tener que ser altivo u orgulloso. Atributos que según, pueden darle un plus a la personalidad. Casi nada de esto tiene que ver con el auténtico poder de la actitud.

En realidad el significado de “tener actitud “es mucho más complejo de lo que puede ser, el querer esgrimir una sonrisa en todo momento. La actitud concebida desde lo positivo es una visión, una convicción, un comportamiento. Es la decisión de apreciar la vida y al valorarla, nos valoramos a nosotros mismos, nos respetamos y comprendemos mejor nuestras circunstancias de vida.

Al enarbolar nuestra existencia, estamos pactando con lo mejor de ella y de nosotros. De ésta forma obtenemos el poder para generar fuera, lo que llevamos dentro. Así todo acontecimiento doloroso o circunstancia difícil, pierde el dominio, dejándonos libres de miedos. Para aprender a sentir lo que haya que sentir. Para conectar mejor con nosotros y con el mundo.